La menstruación como vivencia ¿Enfermedad o Poder?

florecerLa menstruación es un proceso fisiológico y por tanto natural, forma parte del ciclo sexual reproductor femenino, fundamental para la continuidad de la especie. Tiene parte de fisiología, pero sobre todo tiene parte de vivencia. Es parte de nosotras, de nuestra vida mes a mes, desde que en la pubertad nuestro cuerpo está preparado para procrear. Es un rasgo inherente a la feminidad y su vivencia más o menos positiva o negativa constituye parte de la propia identidad como mujer.

Algo poderoso hay en menstruar, es el signo externo de un proceso único y fundamental sin el cual no existiríamos y no podríamos dar vida a otros: la ovulación. La capacidad de concebir es la mayor diferencia entre ser hembra y macho, al menos de manera general.

Socialmente se habla ser madura sexualmente cuando se tiene la primera regla, en el sentido de estar físicamente preparada para quedarse embarazada, también se habla de que una mujer es madura sexualmente cuando está psicológicamente preparada para mantener algún tipo de relación eróticoamatoria con otra persona. Ambas ideas sobre cuándo una niña pasa a ser una mujer, es decir, cuando maduramos a nivel biológico y psicológico, son bastante diferenes en apariencia. La primera está relacionada con los cambios hormonales y corporales de la pubertad, mientras que la segunda idea está relacionada con algo más bien biográfico y totalmente subjetivo: cuándo afloran los deseos eróticos y las ganas de relacionarse afectivamente y corporalmente.

En realidad ambas ideas sociales sobre ser “madura” suelen estár más relacionadas con la reproducción de lo que parece en un principio. ¿Por qué? Pues porque cuando hablamos de ser madura sexualmente y pensamos en la madurez para tener una relación eróticoamatoria, solemos pensar implícitamente que eso es estar preparada para la “primera vez”… primera vez que se hace la penetración vaginal. Que por cierto es la única práctica con la que nos podemos quedar embarazadas… Así que al final esa madurez parece vinculada doblemente con la reproducción: maduras por ser fértiles, maduras por desear y tener contactos eróticos, que nuestra cultura heteronormativa y copulocentrista fomenta como genitales y penetrativos.

Es dicho que los cuentos infantiles clásicos tienen protagonistas que representan arquetipos universales de formas de ser/actuar. Y van calando y construyendo nuestro imaginario fantástico y mitológico. Caperucita Roja y el lobo feroz. ¿Quién representa y qué representa cada uno?

caperucita-menstruante-vidassexuadasCada una y cada uno va madurando a lo largo de su vida en un continuo desarrollo biológico, psicológico y social: biográfico, en el que cosas concretas como que te haya llegado la regla o que hayas hecho la penetración… son momentos concretos biográficos, pero no son el “todo”. Nuestro desarrollo sexual abarca toda nuestra vida. Y nuestra sexualidad no se reduce a ser fértiles o a mantener cierto tipo de contactos eróticos.

Los seres humanos somos seres sexuados inmersos en una determinada cultura. Tenemos peculiares y diversos deseos que intentamos satisfacer de muchas y variadas formas, entrando en juego la atracción y la seducción. Es por eso que los instintos animales suelen quedar en un segundo plano. Pero sabemos que las hormonas tienen cierta influencia modulatoria en nuestro humor y deseos. ¿Cómo afecta la ovulación a los deseos y comportamiento de la mujer?, ¿Cómo afecta la menstruación a los deseos y comportamiento del hombre?.

Además de cómo influye  el ciclo menstrual en la erótica femenina y masculina, es determinante como es percibida y valorada esa influencia desde instituciones de poder social. El miedo que la sexualidad de la mujer ha generado en casi todas las sociedades está detrás del rechazo a la mujer menstruante que ha dado lugar a muchos mitos y supersticiones. Los poderes sociales: religiones y ciencias, han sido determinantes en la visión y sentimiento social que produce la menstruación. Pero no solo desde fuera se ha desnaturalizado, patologizado y demonizado la regla, sino que también la propia vivencia de las mujeres es muchas veces dolorosa y negativa. ¿Hay relación entre la visión social y la vivencia personal?, ¿Cómo afecta una vivencia negativa de la menstruación en la propia identidad como mujer?.

menstruación-zsusanna-budapest-vidassexuadas¿Cómo es vivida la menstruación por millones de mujeres?, ¿Qué tiene que ver las molestias o el dolor en la menstruación con el dolor del parto?, ¿En qué consiste la anticoncepción hormonal?, ¿Es la hormonación inocua?, ¿Afecta la menstruación a la capacidad intelectual?, ¿Y a los estados de ánimo?, ¿Hay algún patrón similar en los hombres?, ¿Cómo aprender a escuchar nuestras emociones?, ¿Cómo mejorar nuestra vivencia de la regla?…

Estas y otras cuestiones interesantísimas aborda el documental  “LA LUNA EN TÍ” . Diana Faviánová nos muestra como la menstruación ha sido y es tratada social, religiosa y científicamente, y como es vivida íntimamente por muchas mujeres. La directora nos hace muchas preguntas, algunas se las traslada a mujeres y hombres a pie de calle, otras se las hace a científicos y pensadores de todo tipo. Otras quedan sin responder… Y lo mejor es que otras nuevas surgen en quién ve el documental…

LA LUNA EN TI: Un secreto demasiado bien guardado from ankesenaton on Vimeo.

Pic 1 de Amanda Janovski

Pic 2 de Ana Elena Pena

Pic 3 de Mujer, Santuario de sabiduría

VidasSexuadas.com es una proyecto de Educación, Asesoramiento y Terapia

¿Quieres resolver dudas íntimas?
¿Tenéis dificultades de pareja?
¿Quieres mejorar tu vida sexual?

Atención Terapéutica. Consulta de Psicología, Sexología y Parejas en Oviedo, Gijón y Online, donde realizamos Psicoterapia, Terapia sexual y Terapia de pareja.

Educación y Formación. Conoce nuestra Oferta Formativa

 

3 Responses to “La menstruación como vivencia ¿Enfermedad o Poder?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: