Asexora Universidad

cartel-asexora-UNIOVI-vidassexuadasTe ofrecemos un espacio de asesoramiento sexológico donde consultar tus dudas, preocupaciones, curiosidades… de forma gratuíta y confidencial.

Ayer presentamos en la sala de prensa de la Universidad de Oviedo el servicio de Asexoramiento Sexológico ofrecido conjuntamente entre Consejo de la Juventud del Principado de Asturias y la Universidad. Sara Rodríguez, Soraya Calvo, Diana Moisés, Eva Garzón y servidora somos las profesionales del equipo Asexora CMPA, tituladas, con experiencia y muy ilusionadas con este nuevo proyecto.

  • ¿SOBRE QUÉ ASEXORAMOS?

— Anticoncepción preventiva y anticoncepción de emergencia
— Infecciones de transmisión genital y VIH
— Posibilidades de embrazo, embarazos no deseados e nterrupción voluntaria del embarazo
— Dudas y dificultades en Identidad sexual y la Orientación del deseo.
— Aspectos relacionales y afectivos: pareja(s), comunicación, convivencia, desamor…
— Dudas y dificultades eróticas: en deseos, prácticas y placeres sexuales
— Información para acceder a otros profesionales.

  • CON CINTA PREVIA a través del correo asexora@cmpa.es
  • ¿DÓNDE ASEXORAMOS?

-> Oviedo. Lunes y viernes de 12 a 14h. En el campus del Cristo, aulario 2 de la Facultad de Economía y Empresa, despacho BS (planta baja)

-> Gijón.. Lunes de 12 a 14h en el Campus de Viesques, Facultad de Comercio, Turismo y Ciencias sociales, despacho nº120 (planta 3ª)
Viernes de 12 a 14h en la EPI E.S Marina Civil, despacho de Orientación laboral, aulario Sur.

 

¡Atrévete a consultar!

¡¡Comparte para que llegue a más gente!!

VidasSexuadas.com es una proyecto de Educación, Asesoramiento y Terapia

¿Quieres resolver dudas íntimas?
¿Tenéis dificultades de pareja?
¿Quieres mejorar tu vida sexual?

Atención Terapéutica. Consulta de Psicología, Sexología y Parejas en Oviedo, Gijón y Online, donde realizamos Psicoterapia, Terapia sexual y Terapia de pareja.

Educación y Formación. Conoce nuestra Oferta Formativa

 

 

 

Penetración y Acogimiento

ana-teresa-barboza.vidassexuadas

¿Es diferente decir «penetración» que «acogimiento»?

No existe una acción sin la otra… no existe penetración sin acogimiento. Tú con tu cuerpo, yo con el mío, nos movemos, nos sensamos y nos sentimos. Para que tú hagas, yo hago, y te hago hacer. Para que yo haga, tú haces y me haces hacer. Ni tú eres activo y yo pasiva, ni vicecersa. Somos dos, re-creándo y re-creándonos.

Preguntas para la reflexión… ¿Por qué sólo (habitualmente) hablamos de penetración?
¿Y si usáramos las palabras acoger y acogimiento, qué cambiaría?….

Pic de la artista Ana Teresa Barboza

VidasSexuadas.com es una proyecto de Educación, Asesoramiento y Terapia

¿Quieres resolver dudas íntimas?
¿Tenéis dificultades de pareja?
¿Quieres mejorar tu vida sexual?

Atención Terapéutica. Consulta de Psicología, Sexología y Parejas en Oviedo, Gijón y Online, donde realizamos Psicoterapia, Terapia sexual y Terapia de pareja.

Educación y Formación. Conoce nuestra Oferta Formativa

Curso universitario de Experto en Educación y Asesoramiento sexual

educacion-sexual-vidassexuadas

La Universidad de Oviedo ofrece un Curso de Experto en educación y asesoramiento sexual de 20 ECTS, un año académico y clases viernes por la tarde y sábados por la mañana. Dirigido por Mercedes García Ruíz y Elena García Vega, también coordinado por Pilar Sampedro Diaz.

Tengo el placer de ser una de las profesoras del curso, tan bien acompañada por profesionales de la sexología a las que admiro, como Merche y Pilar. Y aún más contenta aún al dar clase sobre temas que me apasionan: Redes sociales, educación sexual y divulgación, Asesoramiento sexológico online y en redes sociales

Si te interesa formarte en educación y asesoramiento sexual ¡No te quedes sin plaza! Solo hay 20 plazas. El plazo para preinscribirse es hasta el 20 de junio.

Puedes ver toda la info: plan de estudios, contenidos, horarios y salidas profesionales en la web de Uniovi.

VidasSexuadas.com es una proyecto de Educación, Asesoramiento y Terapia

¿Quieres resolver dudas íntimas?
¿Tenéis dificultades de pareja?
¿Quieres mejorar tu vida sexual?

Atención Terapéutica. Consulta de Psicología, Sexología y Parejas en Oviedo, Gijón y Online, donde realizamos Psicoterapia, Terapia sexual y Terapia de pareja.

Educación y Formación. Conoce nuestra Oferta Formativa

 

Masturbación y Placer masculino

ricardo fumanal autoerotismo masculino 1ricardo fumanal autoerotismo masculino 2ricardo fumanal autoerotismo masculino 3

LA MASTURBACIÓN: DE LA PERVERSIÓN CULPABLE A LA PECULIARIDAD CULTIVABLE

Hasta mediados del SXX la masturbación fue considerada una «parafilia», concepto psiquiátrico que proviene del griego παρά, pará: ‘al margen de’, y φιλία, filía: ‘amor’, y cuyo significado (psiquiátrico) es: comportamiento sexual en el que la fuente predominante de placer no se encuentra en la cópula, sino en alguna otra actividad erótica… Es decir, todo aquello que no fuera penetración vaginal.

El psiquiatra Richard Von Krafft-Ebing, fue quién en su libro «Psychopathia Sexualis» (1886) dio entidad psiquiátrica a la idea de que las parafilias como perversiones, desde fundamentos básicamente morales y religiosos (como las ideas de Santo Tomas de Aquino) que determinaban lo que era «contra-natura», según un órden sexual normativo: reproductivo, heterosexual, coitocéntrico, genital. La parafilia principal que servía de base a todas las demás según Krafft-Ebbing, era la masturbación. Había sido el médico Samuel Tissot con su libro “Onanismo” (1760)  el divulgador más influyente de los «terribles peligros» de la masturbación un siglo antes de Krafft-EbbingPracticamente todas estas ideas antisexo han sido refutadas a nivel científico, aunque es más difícil sacarlas del imaginario popular.

Havellock Ellis, el primer sexólogo de Occidente, fue quien por primera vez se dio cuenta de un hecho muy simple: la masturbación ha sido una práctica común y continua a lo largo de toda la historia,  y como Efigenio Amezúa nos relata en el artículo «Trágicas leyendas sobre la masturbación».

«El fenómeno humano de la masturbación ha sido literalmente deshecho, ensuciado, destrozado hasta el punto que muchas personas viven hoy este hecho humano normal y simple con todo este terror de siglos encima» (Efigenio Amezúa)

El concepto de parafilia ha ido perdiendo sentido al tiempo que el sexo (el hecho sexual humano) ha ido tomado fuerza como valor positivo, desde el nacimiento de la sexología a finales del SXIX-comienzos del SXX. A mediados del siglo XX, la masturbación y la estimulación bucogenital (sexo oral) dejaron de ser vistas como parafilias… habían sido prácticas perversas primero y prácticas patológicas después… A partir de a la revolución sexual y al movimiento antipsiquiátrico (años 60’s), entre otros cambios socioculturales, se deja de considerar perverso todo acto erótico que no sea la cópula, y se entiende que los conceptos de normalidad-anormalidad son culturales y subjetivos. En el DSM-V ( última edición, dic 2013) algo así como la biblia para psiquiatras y algunos psicólogos y sexólogos, ¡¡por fin!! han eliminado las parafilias, solo incluyen transtornos parafílicos cuando no hay consenso o la vivencia ocasiona sufrimiento al sujeto o a otros.

En la era de las peculiaridades eróticas, todas aquellas manifestaciones eróticas que se han distanciado del modelo/ norma sexual imperante en nuestra cultura en un momento determinado, tienen espacio y valor propio.

SOMOS ERÓGENOS, SOMOS ERÓTICOS

Masturbarse no es ni bueno ni malo per sé. Autoerotizarse estimulando los genitales y otras zonas especialmente sensibles y excitantes del cuerpo (cada uno las suyas) no es que sea bueno malo o bueno. Es lo que a tí resulte, como tú lo vivas, según lo que busques, lo que te haga sentirte (y sensarte) bien. Si la masturbación te es placentera y te hace sentir bien contigo mismo/a pues será algo bueno para tí. Si masturbarse no te hace sentir bien contigo mismo/a y lo vives con angustia o preocupación, no será beneficioso en la misma medida que si lo vives con tranquilidad, integrado sin culpa en tu sexualidad, como algo placentero y satisfactorio. Respetemos todas las opciones, todas las necesidades, todos los valores, y todas las vivencias…

La masturbación suele ser uno de los primeros acercamientos al erotismo. A través de esta forma de autoestimulación, uno/a se conoce, explora, descubre y experimenta los diferentes niveles del placer erótico: sensaciones, excitaciones y orgasmos, quedándose relajado y satisfecho, si no hay pensamientos o emociones que interfieran en esas sensaciones, excitaciones y orgasmos.

Conocerse, aceptarse y amarse a uno/a mismo/a es básico para poder disfrutarse, compartirse con otros/as y estar satisfecho con nuestra sexualidad y nuestra erótica. Si la masturbación es vivida sin culpa y con placer, puede ayudar a que la vivencia erótico-amatoria en otras situacuiones eróticas y con otras prácticas eróticas, en pareja (ya sea pareja de una noche o pareja formal), o en encuentros eróticos con mayor número de personas, sean encuentros más fácilmente satisfactorios, gracias al autococimiento de la fisiología y la anatomía de la Respuesta Orgásmica Humana (o Respuesta Sexual Humana como llamaron Másters y Johnson), gracias al conocimiento de las propias zonas erógenas, al descubrimiento y cultivo de las propias maneras de autoerotizarse.

MASTURBACIÓN: ¿AUTOESTIMULACIÓN GENITAL O CORPORAL?

¿Cuántas formas de masturbación masculina hay? ¿De cuántas maneras pueden un chico autoerotizarse estimulando sus genitales y otras zonas erógenas? En este enlace tienes «25 formas de masturbación masculina». *Aviso: enlace con gifs genitalmente explícitos. +18. Si no te gusta, no entres. Si quieres aprender o disfrutar, adelante!

Aunque estos gifs «ejemplos» de autoestimulación exclusivamente genital, el visualizar diferentes maneras de masturbarse puede ayudar a un mayor autoconociento de las posibilidades del cuerpo y de los gustos individuales, así como a ampliar el imaginario erótico. Pero, ¿Sólo hay 25 maneras de masturbarse? No, cada chico lo hace a su(s) manera(s). 😉

Otras maneras de autoestimularse consisten en acariciar otras zonas del cuerpo con capacidad erógena, tanto por su cantidad de terminaciones nerviosas como por su simbolismo erótico totalmente subjetivo y biográfico. Es el caso de los pezones, que tienen capacidad erógena y erotizante tanto para el propio sujeto como para la /el compañera/o de encuentros, a pesar de que durante mucho tiempo se ha negado cualquier tipo de función a los pezones, porque se remitía a su interés reproductivo y «evolutivamente» adaptativo.

Una idea muy extendida es que el clítoris es el único órgano del cuerpo humano cuya función es exclusivamente dar placer erótico. Es una afirmación errónea.

  • En la mujer, el clítoris es el único órgano del cuerpo femenino con una única función, exclusivamente erotizante y orgásmica.
  • En el hombre, los pezones son el único órgano del cuerpo masculino cuya única función es erótica, erógena. 
  • En los genitales, el pene y la vagina tienen además finalidad reproductiva. Y en ambos cuerpos sexuados, el resto de zonas erógenas tienen además otras funciones.

La diferencia entre ambos órganos, clítoris y pezones masculinos, es que la estimulación del clítoris es fuente de sensaciones excitatorias y su estimulación directa e indirecta lleva al orgasmo a un 50-80% de mujeres que orgasman, mientras que la estimulación de los pezones es erotizante y excitante para muchos hombres, pero desconozco que porcentaje de hombres pueden llegar al orgasmo con su estimulación como fuente primaria de estímulo, aunque presupongo que es un porcentaje muy pequeño.

La capacidad erógena y orgásmica no depende solo de lo anatómico y lo fisiológico, sino del significado personal y social atribuído a las diferentes zonas del cuerpo y a las diferentes vías de estímulo. En el caso de hombres con diversidad funcional física que afecta a la sensibilidad genital, la experimentación y reeducación de la piel puede ayudar a desarrollar la capacidad erógena y orgásmica de zonas del cuerpo que para el resto suelen pasar desapercibidas. ¡Todo el cuerpo es potencialmente erógeno!

Otra zona a reivindicar por sus posibilidades lúdicas y lúbricas es la zona anal masculina, sin importar la orientación sexual del chico, pues no hay prácticas homosexuales o heterosexuales. La estimulación del perineo, del ano y de la próstata puede resultar muy placentera, ya sea por medio de caricias manuales, masajes, caricias bucales, objetos… Sobre ésto nos hablan en este artículo «Los placeres prohibidos», donde hay un par de vídeos-joya, ¡uno de ellos de los años 20 del siglo pasado!

«No es un secreto que estos órganos son tabú para muchos hombres. Desde luego, el colectivo gay lleva ventaja en cuanto a las posibilidades que ofrecen, respecto a los hombres heterosexuales, que tienen mucho miedo de que les exploren esas partes por cuestiones físicas (miedo al dolor) o psicológicas (pérdida de la hombría). Dejando eso a un lado, la cuestión es que la estimulación anal y prostática puede ser muy placentera para algunos y a otros puede no gustarles, como todo. Por tanto tampoco hay que emperrarse en hacerlo si a nuestra pareja no le complace»

(párrafo estraído del artículo «Los placeres prohibidos»)

EL ORGASMO MASCULINO

El interesantísimo documental El orgasmo de él trata sobre el orgasmo masculino, lo que implica abordar deseos, cuerpos, prácticas, placeres y dificultades. Varios profesionales expertos en sexología, psicología, medicina, y varios hombres a título personal, nos acercan a la fisiología de la eyaculación y a las experiencias subjetivas, nos hablan de las primeras veces, de las formas de estimularse y las diferentes vías para alcanzar un orgasmo, entre ellas la estimulación de la próstata, de las dificultades en la eyaculación y la “pérdida” del orgasmo en eyaculaciones más rápidas de lo deseado, de las posibilidades de un erotismo corporalizado y un erotismo genitalizado, de la reeducación de la piel para un mayor placer… y mucho más.

VidasSexuadas.com es una proyecto de Educación, Asesoramiento y Terapia

¿Quieres resolver dudas íntimas?
¿Tenéis dificultades de pareja?
¿Quieres mejorar tu vida sexual?

Atención Terapéutica. Consulta de Psicología, Sexología y Parejas en Oviedo, Gijón y Online, donde realizamos Psicoterapia, Terapia sexual y Terapia de pareja.

Educación y Formación. Conoce nuestra Oferta Formativa

 

Ilustracciones de cabecera de Ricardo Fumanal

VidasSexuadas.com es una proyecto de Divulgación, Educación sexual, Asesoramiento online y Terapia

Psicoterapia y Sexterapia en Gijón, Oviedo, a domicilio y online

¿Quieres resolver dudas íntimas?
¿Tenéis dificultades de pareja?
¿Quieres mejorar tu vida sexual?
Puedes acudir a mi consulta de Psicología y Sexología en Gijón, donde realizo Terapia sexual y Terapia de pareja. También realizo consultas de Psicología y Sexología a domicilio en Oviedo. Y puedes realizar tu consulta online.

Entra en Consultas (click aquí) y te cuento cómo puedo ayudarte.

Entra en Educación y Formación (click aquí) para conocer nuestra oferta de cursos, charlas, talleres…

Algunas ideas sobre la importancia de lo social en la vivencia de lo sexual

revolucion-sexual

¿Qué dos cualidades determinan nuestra evolución como especie animal y nuestra vivencia como seres humanos interrelacionados?

A lo largo de nuestra vida desde la concepción hasta la muerte, vamos “creciendo” como personas inmersas en un determinado entorno histórico y sociocultural y vamos desarrollándonos biológica, psicológica y socialmente como seres sexuados. Somos sociales y somos sexuados. El Hecho sexual humano como dimensión sexual de nuestra existencia, es un fenómeno universal e inherente a la condición humana, que determina la existencia de los sexos, la infinita diversidad sexual, y es fuente de positivas sinergias interpersonales: relacionales, eróticas, amatorias y procreativas.

 A lo largo de la historia, diferentes normas sociales-religiosas-médicas han ido legitimando, permitiendo, fomentando y premiando algunas manifestaciones de la  infinita diversidad del Hecho Sexual Humano y prohibiendo, patologizando, subestimando y castigando otras expresiones. Es una de las maneras en que la maquinaria socializadora y enculturizadora delimita el desarrollo y la vivencia de todas las dimensiones de la sexualidad: relacional, recreativa y reproductiva.

El anterior orden social sobre lo sexual tenía como meta legítima de los encuentros eróticos, la reproducción y el disfrute masculino. De ahí que la amatoria fuera fundamentalmente centrada en los genitales y la cópula, y las relaciones legítimas fueran las heterosexuales (salvo la excepción grecorromana). Por tanto quedaban fuera de este orden: las identidades sexuales y los roles discordantes con lo tradicional y patriarcal, los deseos y placeres femeninos, la homosexualidad, los contactos eróticos no penetrativos y las relaciones de pareja no “matrimoniadas”.

 El orden sexual ha ido creando y difundiendo mitos, tabúes, creencias erróneas, normas morales… en definitiva, obligaciones y prohibiciones.  Estas ideas sobre lo sexual están en el origen de muchas de las dificultades, problemas y vivencias negativas: vergüenzas y complejos por no encajar en ciertos patrones comportamentales y corporales, prejuicios y sentimientos de culpa, miedo a las diferencias, ansiedades por dar la talla, incoherencias entre deseos y otros valores personales o entre deseos y conductas, dificultades en la prevención de consecuencias indeseadas (infecciones de transmisión genital, embarazos no deseados, malos rollos), dificultades en el desempeño erótico y relaciones de pareja desequilibradas o dañinas. Durante los siglos XIX y XX hemos desbordado el antiguo orden sexual, en lo referente a los papeles y poderes sociales de hombres y mujeres, en cuanto a la comprensión y respeto a la diversidad sexual (en identidades, roles y orientaciones del deseo), y en cuanto a la intimidad erótico-amatoria, evolucionando de una meta coital y reproductiva a una meta hedónica y afectiva de los encuentros eróticos.

Estamos en época de cambios y desórdenes del orden sexual, y aún quedan vestigios del viejo orden, así, pervive la idea de que la manera normal, natural, y completa de mantener relaciones eróticas es el coito con penetración. Y consecuentemente toda forma de relación afectiva y corporal que no incluya o que priorice otras prácticas, es a veces pensada y vivida como anormal, antinatural e incompleta. Sin embargo, la realidad es mucho más amplia y diversa.  Mujeres y hombres somos únicos y diferentes; con una sexualidad propia y subjetiva; con una erótica peculiar, formada por deseos, gustos, emociones, fantasías…; con nuestra personal forma de “hacer” en la amatoria; y con nuestras maneras de relacionarnos en pareja. Y todo ello en continuo cambio y evolución a lo largo de la biografía sexuada.

Somos todos/as diferentes, y esta diversidad supone una gran fuente de riqueza. Sin embargo, estamos tan acostumbrados a que nos digan lo que podemos y no podemos ser, pensar, hacer, sentir, desear… en cada una de las dimensiones de la sexualidad, que a veces nos sorprende descubrir que no hay manuales válidos para todo el mundo, y que merece la pena darse la oportunidad y el gusto de elaborar el propio.

Bibliografía del texto:
AMEZÚA, Efigenio (1999): Teória de los sexos. La letra pequeña de la sexología.
Revista Española de Sexología, nº 95-96.
BELLIVEAU, Fred y RICHTER, Lin. (1976): La inadaptación sexual humana segun Masters y Johnson. Fontanella.

FINKIELKRAUT, Alain y BRUCKNER, Pascal (1979): El nuevo desorden amoroso. Anagrama    LANDARROITAJAUREGUI, Joserra. (2007): Sexorum Scientia Vulgata. Revista Española de Sexología, nº 139-140.

Este texto forma parte de la fundamentación del proyecto aSEXora WhatsApp, proyecto de asesoramiento sexual a través de smartphones para jóvenes asturian@s». Puedes leer la fundamentación completa, el desarrollo y la evaluación de la experiencia pionera que creamos y desarrollamos, en verano de 2012, las sexólogas que trabajamos de manera voluntaria en el Consejo de la Juventud el Principado de Asturias, y también podrás leer algunas de las consultas realizadas en la publicación que elaboramos a posteriori y que publicamos en marzo de 2013. Aquí está el enlace a la PUBLICACIÓN aSEXora por WhatsApp, puedes leerla online y también descargarla.

VidasSexuadas.com es una proyecto de Educación, Asesoramiento y Terapia

¿Quieres resolver dudas íntimas?
¿Tenéis dificultades de pareja?
¿Quieres mejorar tu vida sexual?

Atención Terapéutica. Consulta de Psicología, Sexología y Parejas en Oviedo, Gijón y Online, donde realizamos Psicoterapia, Terapia sexual y Terapia de pareja.

Educación y Formación. Conoce nuestra Oferta Formativa

Y tú… ¿Cuándo descubriste que eras heterosexual?

descubrir-que-eres-homosexual-vidassexuadas¿Cuántas veces hemos escuchado decir (o hemos preguntado nosotrxs mismxs)…» Y tú, ¿Cuándo descubriste que eras homosexual?» A veces darle la vuelta a una pregunta nos hace ver que sólo tiene sentido cuando es válida para ambas orientaciones del deseo. Y ésta lo es. ¿Sabes por qué? La orientación sexual no es una cuestión de elección, sino de descubrimiento, de ir dándose cuenta poco a poco a partir de las propias experiencias eróticas (tanto conductuales como fantaseadas), cada uno/a a su ritmo, de si te gustan los chicos, las chicas…

Los deseos no se eligen, se sienten… y se pueden vivir en positivo, disfrutar y cultivar, o por el contrario se pueden vivir con angustia, vergüenza y represión… Lo que sí elegimos es lo que hacemos, como expresamos conductualmente nuestra orientación…

Nuestra biografía erótica será más feliz si aceptamos y expresamos nuestros deseos y nuestra orientación sexual de manera libre (en la intimidad) y respetada (por la sociedad). Por eso es tan importante la propia aceptación de lo que a uno/a le gusta, como sentir que esos gustos son aceptados y respetados por lxs demás, o por lo menos que no son atacados. De ahí que el problema de esta pregunta sea hacerla (o pensarla) siempre a aquellxs que se salen de la heteronormatividad, a quienes rompen con las expectativas sociales heterosexualizadoras (y la presunción de que cualquier persona es heterosexual hasta que se demuestre lo contrario). Porque la realidad es que descubrir si te gustan los chicos o las chicas nos pasa a todxs: a homos, heteros, y bis.

Terry-RichardsonPic 1 cogida del blog Lo que venía a decirte

Pic 2 de Terry Richardson con texto de Vidas Sexuadas

VidasSexuadas.com es una proyecto de Educación, Asesoramiento y Terapia

¿Quieres resolver dudas íntimas?
¿Tenéis dificultades de pareja?
¿Quieres mejorar tu vida sexual?

Atención Terapéutica. Consulta de Psicología, Sexología y Parejas en Oviedo, Gijón y Online, donde realizamos Psicoterapia, Terapia sexual y Terapia de pareja.

Educación y Formación. Conoce nuestra Oferta Formativa

La fidelidad

pareja
-La fidelidad es un valor demasiado grande para que quepa en el poco espacio que hay entre las piernas-

Texto de Joserra Landarroitajauregui, sexólogo.

El término proviene del latín «Fides» (fe), así que tiene un sentido religioso; de hecho, Fidelitas fue diosa romana. Está relacionado con «creer», «confiar» y «cumplir la promesa»; pero sobre todo, con seguir a Dios, entregarse a él y seguir sus preceptos; por eso, fieles son los creyentes. En aquella Antigüedad, la Fides era asunto central de la dignidad y la credibilidad del ciudadano. Así pues este hilo etimológico y epistemológico nos conecta con: creer, hacerse creer y ser creíble.

La fidelidad no queda demasiado lejos de otro valor: la lealtad; así pues, se relaciona con: no cambiar de chaqueta, no engañar, no traicionar; o sea, «no fallar». En algún momento de la historia -y obra del puritanismo- va mudando su significado: desde aquel «no fallar al otro» a este «no follar con otro». De este modo, la infidelidad se fue convirtiendo en adulterio; y viceversa. Así, cuando hoy decimos fidelidad solemos referirnos a «exclusividad» erótica; incluso, genital. Pero la fidelidad es valor demasiado grande para que quepa en el poco espacio que hay entre las piernas.

Esta «exclusividad erótica», tornada en prescripción universal, se constituye con cuatro componentes:

1) un dispositivo de control sexual puritano productor de difamación y exclusión ;

2) un mecanismo moral reductor del daño (tanto intradiádico como extradiádico);

3) una renuncia agápica (me entrego -en exclusividad- desde mi soberanía de poder darme);

4) una promesa garantista (me contengo para evitar riesgos a nuestra continuidad relacional).

A través de estos cuatro componentes se produce y se regula tal exclusividad. Ahora sí, los dos primeros son regulaciones «desde fuera» del contrato amoroso, mientras que los dos segundos son pactos o promesas «desde dentro» del mismo.

Los encuentros amorosos extradiádicos son mucho más frecuentes de lo que puede imaginarse y con frecuencia son causa de crisis o ruptura de relaciones amorosas constituidas. Sin embargo, muchas relaciones sobreviven (incluso crecen y se enriquecen) después de una experiencia de este tipo. Aunque es frecuente que, de aquellas dolorosas heridas, queden profundas cicatrices. Muchas infidelidades, por efímeras y desconocidas, son del todo irrelevantes e inocuas para el cornudo y pueden ser nutritivas y estimulantes para el infiel. De hecho, la infidelidad no produce «dolor propio» (en su caso, culpa), pero sí suele producir intenso «dolor ajeno». Ahora si, sólo produce daño la infidelidad «sabida» y la infidelidad «temida». Por lo que, debería evitarse todo aquello que propicie tal dolor (así: confesiones, desvelamientos, denuncias, sincericidios,…).

 Las parejas juegan a este juego siguiendo cinco reglas:

  • Regla 0. Constituida la pareja (con unos u otros grados de formalidad) se instituye un monopolio de prestación de servicios eróticos con un único y exclusivo servidor.

  • Regla 1. Condúcete cumpliendo la regla cero y confía en el cumplimiento ajeno

  • Regla 2. (Sólo si se produce error u omisión en la regla uno). Actúa como sí estuvieses cumpliendo la regla 1.

  • Regla 3. (Sólo si se produce error u omisión en la regla dos). Niégalo todo.

  • Regla 4. (Sólo si se produce error u omisión en la regla tres). Intenta salvar lo que pueda salvarse.

Los cambios en costumbres (nótese que la mayor parte de las infidelidades ocurren en torno al trabajo), las transformaciones morales y las novedades tecnológicas han producido cambios en la definición y la gestión de esta exclusividad erótica. Así, usos que otrora fueron infidelidad (roces, cercanías, acompañamientos, confidencias,…) pueden no vivirse como tales (o sí). Así mismo, emergen nuevas formas virtuales en las cuales no hay contacto epidérmico alguno.

De todos estos equívocos resulta una paradoja típicamente maniquea: propender hacia lo positivo negando lo negativo; o sea, soy fiel, no siendo infiel. De ese modo convertimos un valor encomiable en negación, colonización y vigilancia (sobre todo, genital). Y lo que habría de servir a la fe, la seguridad y la confianza, se torna en promotor de inseguridad, fiscalización y descrédito.

Una idea final. El «mercadeo» denomina fidelizar a las estrategias conducentes a que el cliente vuelva y, sobre todo, que no compre a otro. De ello pueden emerger dos aspectos interesantes para las parejas: a) la aceptación positiva de ciertas formas de competencia y b) el salto del «control del otro» a la mejora de la «propia oferta».

Fuente del texto: Blog del ISESUS Instituto de Sexología Sustantiva

Puedes ver a Joserra Landarroitajauregui hablando sobre este tema en un Debate sobre la Fidelidad (programa Para todos la 2)

«En las últimas décadas el concepto de fidelidad ha sido muy debatido. Lo cierto, es que fidelidad es un concepto que se refiere y abarca una realidad muy amplia; podemos aplicarlo cuando hablamos de la lealtad o de la voluntad de cumplir una promesa, aunque también nos la podemos aplicar a nosotros mismos: ¿Somos fieles a nuestros principios? ¿Qué es en realidad la fidelidad? ¿Cuesta ser fiel?”

VidasSexuadas.com es una proyecto de Educación, Asesoramiento y Terapia

¿Quieres resolver dudas íntimas?
¿Tenéis dificultades de pareja?
¿Quieres mejorar tu vida sexual?

Atención Terapéutica. Consulta de Psicología, Sexología y Parejas en Oviedo, Gijón y Online, donde realizamos Psicoterapia, Terapia sexual y Terapia de pareja.

Educación y Formación. Conoce nuestra Oferta Formativa

Aprende a vivir tus emociones

emociones sexualidadComparto con vosotr@s este texto de la psicóloga Paula Ortiz

¿Qué es una emoción?

Las emociones son reacciones subjetivas que experimentamos ante determinadas circunstancias y que implican una serie de cambios transitorios en nuestro organismo (se producen cambios en nuestra atención, nuestros pensamientos, nuestro cuerpo…). Las emociones están influidas por factores biológicos innatos y también por la experiencia y pueden surgir ante estímulos o circunstancias externas (por ejemplo, encontrarse con un atasco en carretera, ver a la persona amada, percibir un peligro…) o también pueden darse ante situaciones internas (un dolor de muelas, el recuerdo de aquel verano en la playa, la preocupación acerca del futuro…).

Actualmente, predomina la creencia de que existen emociones “positivas” (alegría, calma, bienestar…) y “negativas” (ira, miedo, tristeza…) y que, para ser felices, debemos potenciar las emociones “positivas” y tratar de huir o eliminar las “negativas”. El problema de esto está en que no existe un “botón” que podamos accionar para programar nuestras emociones a voluntad. Es más, para lograr la mayor parte de cosas que nos hacen sentir felices, orgullosos o satisfechos a largo plazo, muchas veces tenemos que convivir con ciertas emociones que nos resultan desagradables a corto plazo (los «nervios» que pasamos en la entrevista para el puesto de trabajo del que tan orgullosos estamos, la inseguridad que sentimos al pedir aquella primera cita…)

Este punto de vista, que divide las emociones en “positivas” y “negativas” resulta, en la práctica, poco útil, puesto que las emociones no son “buenas” o “malas” en sí mismas, sino que cumplen una función de supervivencia. De hecho, si no existieran muchas de las emociones que hoy en día consideramos “negativas”, seguramente nuestra especie no habría sido capaz de sobrevivir a lo largo de miles de años ¿Te imaginas que hubiera pasado si ninguno de nuestros antepasados cazadores hubiese tenido miedo de los depredadores?

¿Para qué sirven las emociones?

Como ya hemos adelantado, si las emociones existen, es porque cumplen una función. Por ejemplo, el asco nos mueve a rechazar o alejarnos de estímulos que podrían ser potencialmente dañinos para nuestra salud; el miedo, nos lleva a buscar protección y seguridad; la alegría nos motiva y favorece las relaciones sociales; la tristeza favorece la obtención de ayuda por parte de otros, a la vez que nos ayuda a reflexionar y “digerir” determinadas situaciones dolorosas.

Como podemos ver, todas las emociones, tanto las agradables, como las desagradables, cumplen importantes funciones en nuestra vida y forman parte de nuestra naturaleza humana. A pesar de esta evidencia, nuestra cultura nos ha educado para intentar controlar, reprimir o luchar contra nuestras emociones, de forma que nuestro propio “miedo a sentir” hace que, en ocasiones, en un intento por evitar ciertas emociones, nos quedemos paralizados o bloqueados, o caigamos en una espiral de hiperreflexión que, más que ayudarnos a eliminar las emociones indeseadas, puede llevarnos a cronificarlas.

Aprendiendo a vivir las emociones

Como hemos venido señalando, las emociones no constituyen un problema en sí mismas, sino que más bien, lo que nos causa problemas es la forma en que las afrontamos o la manera en que reaccionamos ante ellas. Si, por ejemplo, cuando nos sentimos tristes, nos quedamos en casa, dejamos de implicarnos en nuestras actividades cotidianas o nos aislamos de nuestras relaciones sociales, puede que eso, a corto plazo, nos ayude a evitar un esfuerzo o a evadirnos de una realidad que vivimos como hostil. Sin embargo, si a la larga dejamos que las emociones nos paralicen de esta forma, es probable que esa tristeza no solo no desaparezca, sino que se quede con nosotros más tiempo de lo deseado.

Como dice el poema de Rumi “La Casa de Huéspedes”, las emociones son como huéspedes que nos visitan durante un tiempo y, una vez cumplida su función, se van. Cada día, alguien nuevo, puede llamar a nuestra puerta: una alegría, una decepción, una esperanza… Cuando no queremos dejarlos entrar, los huéspedes (que saben que estamos en casa) llamarán incesantemente, golpearán y empujarán nuestra puerta con fuerza. Para vivir nuestras emociones de una forma sana, en lugar de quedarnos pegados a la puerta controlando por nuestra mirilla o empujando la puerta tratando de bloquearla, hemos de aprender a ser buenos anfitriones y tratar a nuestros huéspedes con hospitalidad. Como buenos anfitriones, hemos de dar la bienvenida a cada invitado, abrirle la puerta, dejarlo entrar y permitir que nos diga lo que viene a decirnos. De esta forma, una vez que nuestro huésped haya dicho lo que venía a decir, habrá cumplido su función y acabará marchándose por su propio pie.

VidasSexuadas.com es una proyecto de Educación, Asesoramiento y Terapia

¿Quieres resolver dudas íntimas?
¿Tenéis dificultades de pareja?
¿Quieres mejorar tu vida sexual?

Atención Terapéutica. Consulta de Psicología, Sexología y Parejas en Oviedo, Gijón y Online, donde realizamos Psicoterapia, Terapia sexual y Terapia de pareja.

Educación y Formación. Conoce nuestra Oferta Formativa

Autoerotismo femenino… Conocerse, Aceptarse, Disfrutarse

love-the-body-you`re-in-vidassexuadasLa vivencia en positivo del propio cuerpo sexuado es un punto clave del autoconcepto y la autoestima como mujer. Cuánto queramos nuestro cuerpo, cuánto lo conozcamos, lo estimemos, le cuidemos, le prestemos atenciones y cuidados… cuánto nos atrevamos a descubrirlo, a sensarlo (de sensaciones) , a sentirlo (de sentimientos), a perdernos por sensaciones y explosiones placenteras…

Conocerse es el primer paso para aceptarse… y estos son requisitos previos a expresarse y disfrutar. Cómo lograr un desempeño placentero y satisfactorio tanto en situaciones de autoestimulación erótica como en encuentros  compartidos es algo que cada una y cada uno vamos aprendiendo con la práctica. Nadie nace aprendido. El amar es un arte, todas y todos podemos llegar a ser grandes amantes. Y ese amor lo podemos expresar de muchas maneras tanto afectivas como carnales. Para saber amar al otro/a primero hay que amarse a una/o misma/o. Amando nuestra mente y recreándonos en las emociones y sentimientos positivos que nacen y crecen del contacto intra e interpersonal, amando nuestro cuerpo y abriéndonos a las sensaciones que nos brinda.

Las mujeres hemos sido tratadas como seres sin alma durante siglos, también hemos sido socialmente no-sujetos. Eróticamente éramos objetos para el uso y disfrute masculino, durante la mayor parte de la historia de la humanidad. Tenemos un camino muy largo que recorrer todavía en cuánto a nuestra cualidad erótico-amatoria. El modelo de relación amatoria ha sido y aún es centrado en genitales, en cópulas y en orgasmos. Haciendo un apunte socioantropológico sexual diríamos que el interés reproductivo y masculinista que antes marcaba las relaciones eróticas heterosexuales, sigue presente cuando la erótica se circunscribe a penetración vaginal y contactos genitales.

Nuestro cuerpo muchas veces nos pide más que eso, nos pide otro tipo de contactos que se suelen minosvalorar como preliminares… preliminares suena a lo anterior a una meta, la penetración, o el orgasmo, o ambos. A veces los árboles no nos dejan ver el bosque.

Sabemos que la erótica femenina habitualmente tiene más de afectividad y disfrute sensorial en amplitud que habitualmente la erótica masculina. Y esto choca con la realidad de los contactos eróticos, donde hay un modelo instaurado que se ha camuflado de libertador e igualitario. Antes no podíamos disfrutar porque eso solo lo hacían las putas y cortesanas, ahora tenemos que disfrutar, tenemos que llegar al orgasmo, tenemos que corrernos a chorros… sino es que algo anda mal. El caso es dar siempre una norma en la que tengamos que encajar. Las normas, tantos las que prohiben y estigmatizan como las que establecen un placer obligatorio, nos hacen prisioneras de lo que marcan otros. 

Para muchas personas ni el orgasmo es la única vía para la satisfacción y el disfrute, ni la penetración es la única forma de hacer el amor, ni los genitales son los únicos órganos capaces de darnos sensaciones placenteras y excitantes.

El cuerpo es como un gran mapa donde cada una y cada uno podemos ir dibujando nuestra personal geografía del placer. El placer es de quién se lo trabaja, de quién se deja llevar, de quién pierde miedos y tabúes, de quién confía en sus sentidos y los abre al mundo. A veces cuesta innovar y atreverse a probar cosas nuevas, pero solo quienes lo hacen son capaces de cultivar su propia erótica, sus propios deseos, gustos, apetencias, sus propias peculiaridades y sus propios límites.

Somos seres sociales y sexuados. Somos todas y todos diferentes, variados y estamos hechos para vivir y ser felices. Estamos hechos para convivir, compartir, congeniar, comunicar.. sólo tenemos que ser capaces de quitarnos máscaras, prejuicios, mitos, obligaciones y prohibiciones… y detrás de ese velo a veces opaco, podremos ser más libres.

masturbacion-vidassexuadas

Pic de The Boudoir Bible

VidasSexuadas.com es una proyecto de Educación, Asesoramiento y Terapia

¿Quieres resolver dudas íntimas?
¿Tenéis dificultades de pareja?
¿Quieres mejorar tu vida sexual?

Atención Terapéutica. Consulta de Psicología, Sexología y Parejas en Oviedo, Gijón y Online, donde realizamos Psicoterapia, Terapia sexual y Terapia de pareja.

Educación y Formación. Conoce nuestra Oferta Formativa

A %d blogueros les gusta esto: